Associació d'Amics del Bonsai d'Alcanar

Archive for the category “Español”

La asociación Amics del Bonsai d’Alcanar en la Sakka Ten de Roma

Traducción al español del artículo “Els amics del bonsai d’Alcanar a la Sakka Ten de Roma”

El fin de semana del 28 al 31 de octubre, tuvo lugar en el Orto Botánico de Roma, el Congreso Internacional de Bonsái Sakka Ten. Este congreso se celebra cada dos años y reúne bonsaístas de toda Europa (Italia, España, Francia, Alemania, Suiza…), que exponen sus mejores árboles y participan en una serie de actividades entre las cuales hay conferencias, talleres y demostraciones.Resultado de imágenes de la Sakka Ten Roma

En cada edición de este congreso, se invita a un maestro japonés, el cual participa en el montaje de la exposición y también realiza conferencias, talleres, demostraciones y una masterclass que da por finalizados los actos del congreso y que tiene como tema principal el keido, el arte de exponer. En esta ocasión, el maestro invitado fue el sensei Kunio Kobayashi.

La exposición del congreso, a diferencia de otras ediciones, este año fue dividida en cuatro espacios: un espacio para árboles de pequeñas dimensiones, otro para kusamonos, un tercer espacio para suisekis y finalmente un cuarto espacio, más grande, para árboles de grandes dimensiones. La exposición era conjunta entre los diferentes miembros de la asociación Nippon Bonsai Sakka Kyookai Europa, y la rama española de esta asociación, de la cual nosotros formamos parte, participó activamente en la exposición aportando diferentes elementos como árboles, shohin, kusamono y suiseki, además de otros accesorios, a la exposición. En las cuatro salas que formaban la exposición, hubo una representación de la Nippon Bonsai Sakka Kyookai Europe- España. Nuestra asociación también tuvo ejemplares seleccionados para este gran evento, esta vez un árbol y un kusamono.

No es la primera vez que un árbol de nuestra asociación es seleccionado para una exposición de estas características, pero cada vez que uno de nuestros árboles es seleccionado, nos anima a continuar mejorando, a ir trabajando nuestros árboles para que sean tan naturales como sea posible, para que representen lo que son en realidad y que parezca que la mano de su autor no haya estado presente en su formación. Cada exposición nos ayuda a mejorar la manera como exponemos nuestros árboles, encontrar los elementos necesarios para que el árbol esté en harmonía con todos sus complementos (mesa, planta de acento, maceta…) y el hecho de ver la evolución de un mismo árbol exposición tras exposición nos permite darnos cuenta del tiempo que hemos dedicado a ese ejemplar y del tiempo que nos queda aún por dedicarle, ya que un bonsái no es una obra acabada, sino que está en constante evolución y nunca lo podemos dar por terminado, pues hemos de ir mejorando sus imperfecciones y aprender año tras año. Las imágenes que podéis ver a continuación son algunas imágenes de los ejemplares que hemos expuesto en la Sakka Ten de Peñíscola (2012) y la de Roma (2016):

El viernes por la mañana, antes de que la exposición fuera inaugurada, hubo talleres con el maestro Kobayashi, en los cuales los bonsaistas participantes trajeron sus mejores prebonsáis para que el maestro les diera algunas pautas a seguir a la hora de trabajarlos, para crear su nuevo proyecto, y también les enseñara algunas técnicas a utilizar para realizar los trabajos necesarios. El mismo día, por la tarde, se inauguró la exposición, acto en el cual asistieron diferentes autoridades y otros participantes del congreso.

El sábado continuaron las actividades, todas ellas muy instructivas y enriquecedoras. La mañana empezó con dos conferencias del maestro Edoardo Rossi, quien nos dio algunos consejos sobre cómo cultivar los arces y los pinos en otoño para que estén preparados para resistir las inclemencias del invierno y para que estén fuertes en primavera. El maestro, como siempre, fue muy claro en sus explicaciones y, ayudándose de ejemplos y fotografías, se aseguró de que todos entendían a la perfección lo que quería transmitir.

A continuación hubo una demostración simultánea de dos socios de la Nippon Bonsai Sakka Kyookai. Esta vez se trabajaron dos disciplinas diferentes. Por un lado Hartmut Munchenbach trabajó un pino, explicó los pasos a seguir para convertirlo en un bonsái y dio algunos consejos a la hora de trabajarlo. Por otro lado, Alfonsina Zenari creó tres kusamonos de otoño y al mismo tiempo explicó un poco en qué consistía el arte del kusamono y qué pasos seguía ella para crear sus kusamonos, como escoger una maceta adecuada, etc.

Después de comer, hubo una conferencia-demostración sobre el arte del suiseki a cargo del maestro Kunio Kobayashi, la cual fue muy instructiva para todos los aficionados a este arte. Para finalizar los actos del día, tuvo lugar la Asamblea de socios de la Nippon Bonsai Sakka Kyookai Europe, con miembros de toda Europa, y en la cual se trataron diversos aspectos referentes a los actos organizados por la asociación europea. Durante este acto, también se presentó un nuevo socio efectivo, un castellonense, Fernando Monferrer.

El día siguiente, continuaron las actividades organizadas con más conferencias durante la mañana, una a cargo de los profesores Aldo Tollini y Giangiorgio Pasqualotto que se titulaba “Otoño: la melancolía entre Oriente y Occidente” y otra conferencia a cargo de la directora del Orto Botánico de Roma que se titulaba “Los árboles y su arquitectura”. Por la tarde, el maestro Kunio Kobayashi realizó una demostración en la cual, con la ayuda de algunos miembros de la Sakka Kyookai Europe, trabajó dos árboles con características diferentes y utilizó diversas técnicas.

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.

La exposición se dio por clausurada el domingo, pero las actividades todavía no habían terminado, puesto que todavía quedaba la masterclass del maestro Kunio Kobayashi y el desmontaje de la exposición, después del cual todos volverían a sus casas, con sus árboles y demás elementos que habían sido expuestos, recordando los buenos momentos vividos durante los días que duró el congreso y también despidiéndose de amigos y compañeros que quizá no volvería a ver hasta la próxima Sakka Ten. Ahora es momento de aplicar los conocimientos adquiridos a nuestros árboles y empezar a preparar los mejores para una nueva edición de la Sakka Ten. Es momento de hacer balance de esta edición, de las cosas que hay que mejorar y de las cosas que han funcionado, y empezar a organizar la próxima, el 2018 para que la Sakka Ten continúe siendo un punto de referencia para bonsaístas y aficionados de todo Europa.
En cuanto a nosotros, una vez la Sakka Ten terminada, volvemos con nuestros cursos, para continuar formándonos y formando a nuevos bonsaístas que se quieren iniciar en esta afición y que, quien sabe, quizás algún día llegaran a exponer alguno de sus árboles en una exposición como la Sakka Ten. El curso de iniciación, que empezó a finales del mes de octubre, todavía está abierto para nuevos alumnos que quieran iniciarse de manera teórico-práctica en este arte, y el curso de perfeccionamiento, para bonsaístas con más experiencia, empezó el pasado jueves, 3 de noviembre.

¿La próxima exposición? ¿Queréis saber cuándo y dónde será? No perdáis de vista nuestras publicaciones, os informaremos de este nuevo evento en breve.
Si hay alguien interesado en alguno de nuestros cursos, podéis informaros clicando en el siguiente enlace o escribiéndonos un mensaje de correo electrónico a bonsaialcanar@gmail.com, todavía estáis a tiempo de inscribiros.

II Congreso de la Nippon Bonsai Sakka Kyookai Europe- España, todo un éxito

Después de dar por finalizado el II Congreso de la asociacion Nippon Bonsai Sakka Kyookai Europe- España de la cual es miembro nuestra asociación, podemos decir que estamos muy satisfechos de los resultados.

Se ha podido ver una clara evolución en la exposición, respecto al primer congreso, que tuvo lugar hace dos años y eso nos anima a continuar trabajando para conseguir árboles cada vez mejores y una exposición con cada vez más nivel.

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.

Este año, el maestro invitado fue el italiano Nicola Crivelli, el cual fue muy instructivo en los talleres y demostraciones y nos enseñó cómo trabajar pinos y sabinas para que sean lo más naturales posible teniendo en cuenta sus características iniciales.

El congreso se desarrolló en un lugar idílico, que ayudó a dar un aire de tranquilidad a la exposición y ayudava mucho los espectadores a adentrarse en las diferentes composiciones creadas con árboles, plantas, suisekis, ikebanas y kakejiku que componían la muestra.

El fin de semana estuvo repleto de actos paralelos a la exposición que permetían aprender un poco más sobre la cultura japonesa y el arte del bonsái. Entre estos actos, cabe destacar la demostración de kyudo (tiro con arco japonés) y también la conferencia-concierto de sakuhashi (flauta hecha con bambú) del maestro Horacio Curti, que deleitó a los asistentes en interpretar unas piezas de inmensa belleza dentro de la Ermita de Sant Pau.

Fue un fin de semana intenso pero en el cual pudimos encontrar a amigos y conocidos de toda España que comparten nuestra afición por este arte. Fue un trabajo conjunto, entre socios y colaboradores de la NBSKEE, dirigidos por su presidente y su junta  y cuya organización a durado meses con tal de que todos podamos disfrutar de un fin de semana dedicado a nuestra afición.

El próximo evento de estas magnitudes, incluso mayor, es el próximo congreso internacional Sakka Ten, que tendrá lugar a finales del mes de octubre en Roma y en el cual participan bonsaístas de toda Europa.

Nuestra asociación, ya está calentando motores para una nueva exposición y también para el inicio de los cursos de iniciación de los cuales iremos informando en breve.

La asociación Amics del Bonsai d’Alcanar en la XX Mostra Catalana de Bonsais en Amposta

El primer fin de semana de mayo, la Asociación Amics del Bonsai de Alcanar pudimos participar en la XX Mostra Catalana de Bonsai gracias a la invitación de la Asociación Bonsaïsta del Montsià, que este año era la anfitriona de esta muestra.

La muestra estaba formada por una representación de cada una de las asociaciones participantes y contaba con árboles de características muy diferentes y también con cuatro exposiciones en tokonoma. Los árboles y elementos expositivos provenían de distintas asociaciones catalanas, entre las que se encontraban la Asociación bonsaïsta del Montsià, la Asociación de Amics del Bonsai de la Sénia, la Asociación Tarragona Bonsai, la Asociación Cultural Bonsai de les Terres de l’Ebre y nuestra asociación, entre otros.

Durante el fin de semana de la muestra, pudimos disfrutar de la presencia y de las explicaciones del maestro Edoardo Rossi, maestro invitado de este evento y que nos dio una gran lección en cuanto a la creación y el mantenimiento de los Ishitzuki, o árboles sobre roca, con una conferencia y una demostración que nos permitieron entender algunos conceptos que hasta ahora nos eran desconocidos. También hubo talleres con el maestro Rossi, en los que se llevaron árboles diferentes y el maestro mostró algunas técnicas y trabajó los árboles explicando lo que hacía en cada momento y el porqué. Fueron unos talleres muy instructivos que fueron muy útiles tanto para principiantes como para expertos. Nunca se acaba de aprender en el mundo del bonsái, cada árbol es un mundo y cada maestro tiene unos conocimientos a transmitir que nos ayudarán a avanzar en este arte.

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.

Domingo hubo una comida de hermandad entre participantes y colaboradores en la muestra, durante el cual se habló sobre todo de bonsáis: algunos contando anécdotas y experiencias con sus árboles, otros comentando la muestra, algunos pensando en proyectos futuros … Acto seguido, y para finalizar con los actos paralelos a la exposición, pudimos asistir a una conferencia sobre plantas de acompañamiento a cargo de Mireia Bel, miembro de nuestra asociación, y también a la explicación de la exposición a cargo del maestro Rossi.

En la conferencia, Mireia nos habló de las plantas de acompañamiento y cómo podemos cultivar y exponer nuestras plantas en las exposiciones de bonsái. Y, lo más importante, cómo elegir la planta más adecuada para acompañar nuestro árbol. En la explicación de la exposición o Kasari, el maestro Rossi explicó la forma en que se debían exponer los árboles correctamente y qué cambios deberían hacerse en la exposición o en los árboles para mejorarlos y de cara a exposiciones futuras. Fue una especie de crítica, que nos ayuda a todos a mejorar y a entender mejor la filosofía del bonsái. No se trata sólo de hacer bonsái, sino que también debemos saber exponer de manera que representen un paisaje real de la naturaleza, y también tenemos que saber elegir los complementos adecuados para hacer que el árbol tenga la importancia que se merece en este paisaje verosímil. Fueron unas explicaciones muy interesantes, que no dejan de sorprendernos y que van ligadas a la naturalidad en el mundo de los bonsáis.

Fue un fin de semana muy enriquecedor para todas las partes, y queremos agradecer a la organización los esfuerzos hechos y el haber contado con nosotros para un evento de estas características. Ahora toca prepararnos para la próxima muestra, que no tardará mucho en llegar.

Fin de semana con Edoardo Rossi 2015

El pasado fin de semana (6, 7, 8 de febrero) pudimos disfrutar una vez más de las lecciones del maestro Edoardo Rossi, gran maestro italiano y miembro de la Nippon Bonsai Sakka Kyookai.

Las actividades empezaron el viernes, con una conferencia titulada “El espíritu del Japón en el Bonsái” en la que nos habló de sus experiencias en Japón a raíz de la preparación de un nuevo libro sobre el kazari, la disposición de los elementos de un tokonoma. La conferencia tuvo lugar en Benicarló y contó con la asistencia de miembros de las diferentes asociaciones de bonsái de nuestras comarcas y de otros aficionados a este arte milenario. Nos explicó los diferentes tipos de tokonoma que podemos encontrar y las diferentes maneras de disponer los elementos, desde puntos de vista y estilos diferentes. Durante su última estancia en Japón, pudo aprender nuevos conocimientos de los maestros Tomio Yamada, Kunio Kobayashi y Susumo Sudo; esto le ha servido para entender mejor el arte de exponer, que en Europa muchas veces se deja de lado. Fue una conferencia muy instructiva y que nos acercó un poco más a la manera de trabajar de los japoneses, que hace muchos años que cultivan bonsai y los exponen a sus tokonomas. No fue una conferencia sobre técnica del bonsái sino más bien de filosofía. Fue diferente a las conferencias a las que estamos acostumbrados pero todos salimos muy satisfechos con lo que habíamos aprendido.

 

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.

 

Sábado y domingo, como es habitual, pudimos asistir a diferentes talleres, que duraban todo el día, en los que el sensei trabajó árboles de especies y estilos diferentes. Estos talleres tuvieron lugar en las instalaciones de Bonsaizen, un lugar idóneo para este tipo de actividades ya que el maestro podía disponer de todo el material necesario y también, en caso de tener que trasplantar alguno de los árboles podía encontrar el recipiente más adecuado. Algunos de los árboles trabajados no se habían trabajado nunca, otros hacía años que estaban cultivados y necesitaban un cambio de posición, de recipiente … Todos los árboles terminaron mejor que no estaban antes de ser trabajados en el taller y lo mejor de todo, todos los asistentes podíamos saber el por qué de cada una de las acciones efectuadas por el maestro y podíamos participar haciendo aportaciones o preguntas que nos habían surgido de aquel árbol o de la técnica a aplicar. Los talleres son muy interactivos y todo el mundo puede participar, no sólo el propietario del árbol que está siendo trabajado. Se trata de unos talleres muy prácticos y dinámicos que nos dan unos conocimientos que nos sirven para futuros árboles o bien para entender técnicas que hasta entonces no habíamos tenido que utilizar. Tanto los más expertos como aquellos que hace más poco que están en el mundo del bonsái aprenden de las lecciones de este gran profesional.

Para el mes de mayo el maestro Edoardo Rossi, volverá a venir y nos transmitirá nuevos conocimientos a través de una conferencia, unos talleres y una demostración que tiene previstos realizar para la XX Muestra Catalana de Bonsai que tendrá lugar en Amposta los días 1, 2, y 3 de mayo de 2015. Si deseáis participar en alguna de las conferencias, talleres o demostraciones del maestro Rossi, no os lo penséis ni un momento, os recomendamos asistir. Os iremos informando de los actos que se programarán en posteriores publicaciones.

 

Fin de semana con Edoardo Rossi

IMG_1762El próximo fin de semana del 6 al 8 de febrero podremos contar nuevamente con la presencia del maestro Edoardo Rossi, que como viene haciendo desde unos años, nos deleitarà con sus conocimientos realizando una conferencia y unos talleres.

La conferencia tendrá lugar el viernes, 6 de febrero y esta vez tratarà el siguiente tema: El espíritu del Japón en el Bonsai, una temática que seguro nos va a ayudar a comprender la filosofia de este arte y a su vez a mejorar nuestros árboles.

Los que queráis asistir a la conferéncia, debéis confirmar la asistencia préviamente en infobonsaizen.es

El sábado y el domingo tendran lugar los talleres, en los que el maestro trabajarà junto a los asistentes algunos árboles y también aconsejará sobre el camino a seguir para conseguir buenos bonsáis. Sólo pueden asistir a estos talleres las personas inscritas prèviamente.

II Congreso nacional de la Sakka Kyookai Europe- España

Del 4 al 7 de diciembre del 2015 tendrà lugar en Albocàsser (Castellón) el II Congreso nacional de la Nippon Bonsai Sakka Kyookai Europe España.

Si os gustó el I Congréso, celebrado en Castelló el 2013, este tampoco no os lo podéis perder. Estará situado en un local emblemático de la localidad de Albocàsser, en el interior de la província de Castellón. Se organizaran una serie de actividades relacionadas con el mundo del bonsái como pueden ser conferéncias y demostraciones, junto con una exposición de gran nivel. Iremos informando de las novedades en cuanto a este evento que no nos vamos a perder.

Podéis ver un reportaje del anterior Congreso nacional clicando en el enlace.

Sakka Ten 2014 en Fiesole [ES]

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.

El pasado fin de semana del 7 al 10 de noviembre pudimos disfrutar una vez más del congreso internacional Sakka Ten, que tiene lugar cada dos años en un lugar diferente. Este año la ubicación elegida ha sido Fiesole, al lado de Florencia, en Italia, y ha sido organizada junto con la Associazione Toscana Amatori Bonsai e Suiseki. Fiesole es un pueblo situado en una colina, desde donde se puede ver perfectamente la capital de la región de la Toscana. Fiesole cuenta también con murallas etruscas, termas romanas y un anfiteafro; una iglesia románica del 1028 y el Palazzo Comunale (el ayuntamiento) del siglo XII. La muestra, montada antes del viernes, tuvo lugar en la Sala Basolato, situada en la piazza Mino. En esta misma plaza, se montó un mercado de productos relacionados con el mundo del bonsái, como pueden ser árboles y plantas de acompañamiento, macetas, herramientas, etc.
Una vez la exposición montada y supervisada por el sensei Isao Fukita y terminados los últimos detalles, el viernes a las 18h tuvo lugar la inauguración de la muestra, que contaba con una treintena de árboles de gran calidad y de características muy variadas procedentes de Italia pero también de otros países como son Alemania, Suiza o España. Tras la presentación por parte de las autoridades y los organizadores y un pequeño refrigerio, todos los asistentes pudimos contemplar el resultado de varios días de montaje y organización. Había bonsáis de varios tamaños, kusamono y shitakusa, suiseki, kakejiku y también algún tempai. Cada elemento había sido ubicado minuciosamente y en el lugar más idóneo para representar una serie de paisajes que podemos encontrar en la naturaleza y que teníamos la oportunidad de visitar sin necesidad de movernos de Fiesole, sólo había que interpretar los diferentes elementos de la composición e imaginar a la realidad.

La Exposición fue muy visitada y contaba con diferentes especies de toda Europa: caquis, pinos, sabinas, un haya, un evonimus, un algarrobo, un olivo, una piracanta, un Cotinus, un granado … cada árbol tenía sus particularidades pero todos tenían una cosa en común, fue una clara reproducción de la naturaleza. También había composiciones de plantas y herbáceas, algunas con protagonismo por sí solas y de unas dimensiones considerables; otros con unas dimensiones más reducidas que acompañaban algunos de los árboles y Suiseki. Había plantas con flor, que representaban la estación en la que nos encontramos, otros que mostraban un cambio de color (como los helechos). Todo el conjunto de la exposición representaba el otoño, árboles sin hojas o con hojas de colores dorados o rojizos, otros con frutos típicos de esta época, como el membrillo o el caqui, caligrafías con palabras que evocan el cambio de tiempo … La exposición fue visitada por una gran cantidad de personas y todos los asistentes coincidían a la hora de escoger los árboles que más les habían impresionado. Algunos de los árboles expuestos ya habían estado en otras muestras como la Sakka ten 2012, que tuvo lugar en Peñíscola, o Sakka ten 2010, en Padua; pudimos ver su evolución con el paso de los años y el resultado es realmente impresionante.

El fin de semana estuvo lleno de actos. Hubo talleres con el sensei Fukita, demostraciones, conferencias de temáticas diversas a cargo de algunos miembros de la Sakka Kyookai Europe y también del sensei Fukita.

Viernes, antes de inaugurar la muestra, hubo dos talleres con el sensei Isao Fukita. En estos, los participantes llevaban algunos de sus bonsáis y el sensei les indicaba los pasos a seguir para que se acabara convirtiendo en un buen bonsai, las modificaciones que se tenían que hacer, el estilo que debía tomar, el tipo de recipiente en el que se tenía que exponer o la mesa que necesitaba. Todas las preguntas que los propietarios de los árboles pudieran tener, fueron resueltas por el sensei. No todo era teoría, sino que también se trabajaba los árboles in situ y el sensei daba las indicaciones necesarias. Se trata de unos talleres en los que todos los participantes aprenden cosas nuevas a partir de sus árboles pero también a partir de los árboles de los compañeros, ya que los comentarios del sensei nos pueden servir en un futuro para nuestro árbol o quizás por algún otro árbol que tengamos.

Sábado por la mañana tuvo lugar la conferencia del profesor Aldo Tollini, que nos introdujo el sintoísmo y explicó la relación que éste tiene con la naturaleza y también con los bonsáis. Entre lo que dijo cabe destacar la creencia de que la naturaleza es la perfección de lo imperfecto y de ahí la creencia de que los perros, que son imperfectos, se transforman en naturaleza. También el hecho de que en los jardines japoneses, a diferencia de los europeos, no se ve la mano del hombre, lo que también deberíamos hacer con los bonsáis. Deberíamos dejar que el árbol o planta se hiciera a través de nuestras manos pero siguiendo su naturaleza. No podemos imponer un estilo a un árbol que no dispone, por naturaleza, de las características necesarias para ese estilo. Fue una charla muy instructiva que nos ayudó a entender la manera de hacer de los japoneses con los bonsáis y también el camino a seguir para obtener un árbol natural y perfecto.

Acto seguido, antes de ir a comer, comenzó la primera de las demostraciones del fin de semana. Esta vez era el turno de Nicola Crivelli, que trabajaría un roble y de Xavier Redon, que trabajaría un acebuche. Ante todo se explicaron los antecedentes del árbol, es decir, cuando se recuperó y cuántos años hacía que lo cultivaban y los pasos que siguieron una vez el árbol estuvo fuerte. Eran árboles que no habían sido trabajados anteriormente, simplemente se les había hecho una elección de ramas para que el árbol no gastara energía con ramas innecesarias. También explicaron, tras ver las diferentes posibilidades del árbol, cuál era la cara del árbol y cuál sería el proyecto que tenían por aquel árbol. Finalmente comenzaron a trabajar a la vez que explicaban aspectos importantes sobre el cultivo y modelado de la especie entre otras. Fue un acto muy participativo, dado que los espectadores preguntaban las dudas que tenían en cuanto al trabajo que estaban haciendo los dos maestros o bien en cuanto a las explicaciones que se hacían y también narraban algunas de sus experiencias para ilustrar lo que se contaba. Una de las cosas más importantes que se dijeron y que es uno de los principios de la Sakka Kyookai, es que tenemos que hacer bonsáis que se parezcan a la naturaleza, por lo que no podemos dar a un árbol la forma de un otro. Debemos observar bien nuestro entorno y fijarnos en la forma de hacer de la naturaleza.

Por la tarde, después de comer, pudimos asistir a la demostración del sensei Isao Fukita, durante la cual trabajó dos árboles diferentes. Por un lado un pino, que según el mismo maestro, era un árbol difícil para hacer bonsái, debido a sus características. Y seguidamente un abeto, el cual era de considerables dimensiones y que tuvo que terminar al día siguiente, debido al trabajo que había que hacer. Podó las ramas sobrantes de ambos árboles y seguidamente se dispuso a poner alambre en todas las ramas que tenían que cambiar de posición. Utilizó cobre, ya que es el que se utiliza para las coníferas. Fue ayudado por Diego Rigotti y Valentin Brose, que pusieron el alambre en las ramas indicadas por el sensei al mismo tiempo que éste y posteriormente el maestro daría la forma más adecuada para cada una de estas ramas. El resultado en ambos árboles fue excepcional, ahora queda ver su evolución con los años, seguramente serán unos árboles extraordinarios. La demostración fue presenciada por un buen número de personas, que no perdían punto de los cambios hechos en los árboles.

Domingo, empezamos con una conferencia sobre los suiseki a cargo de Luciana Queriolo, que nos deleitó con la explicación histórica de este elemento expositivo y la evolución de esta técnica con los años. Acto seguido, pudimos contar con una demostración a cargo de Diego Rigotti y Edoardo Rossi, miembros de la NBSKE. Estos trabajaron un árbol cada uno, de diferentes especies y de diferentes estilos. Edoardo Rossi montó un ishitzuki, un árbol sobre piedra y explicó un poco las características de este estilo y las necesidades que tiene en el cultivo. El ishitzuki estaba formado, además de las coníferas, por un rosal que es quien da una nota de color en la composición y que nos indica, dependiendo de su estado, la estación en la que nos encontramos. Por la tarde, el sensei Isao Fukita continuó con el árbol que había comenzado el día anterior. Después de más de dos horas de trabajo dio el árbol por terminado y, la verdad es que no parecía el mismo. Entre todos, hicieron un gran trabajo.

El lunes, la muestra ya estaba clausurada y los organizadores ya habían comenzado a recoger parte del material para poder tener espacio para realizar la masterclass. En esta actividad, algunos miembros de la NBSKE proponían un montaje de tokonoma con los elementos de los que disponían y el sensei les aconsejaba sobre cambios que tenían que hacer para conseguir que aquel tokonoma fuera perfecto, tuviera armonía entre los elementos y representara parte de la naturaleza. Los asistentes, no necesariamente tenían un montaje preparado, pero sólo con observar los montajes y escuchar las explicaciones del sensei se podían entender muchas cosas que hasta ahora nos habían supuesto una duda. El sensei respondió todas las preguntas que se le hicieron de manera muy amable y esclarecedora y todos salimos muy satisfechos con lo que habíamos aprendido. Una vez terminada la masterclass, que duró toda la mañana. Nos dispusimos a recoger los árboles, mesas y plantas que cada uno había aportado a la muestra para volver cada uno a su casa.

Fue un fin de semana en el que pudimos reencontrarnos con compañeros y amigos y también en el que intercambiamos conocimientos y puntos de vista. Hemos vuelto todos con nuevos conocimientos y contentos con la experiencia. Ahora toca prepararnos para el 2016, cuando la Sakka Ten tendrá lugar en Roma. Los árboles serán cultivados para conseguir mejorarlos y llegar a tener un ejemplar lo más natural posible y cuando sea el momento, se volverá a hacer una selección para otra muestra excepcional.

Sakka Ten 2014 [ES]

 

 

1378853_10201342423701323_1159938096_n

 

El Congreso Internacional Sakka Ten 2014 ya está aquí. Pulsen sobre la imagen para consultar la programación [IT / EN]. Os iremos informando de los diferentes actos organizados en próximas publicaciones. Este año, el maestro invitado es el sensei Isao Fukita, que ya nos ofreció algunos de sus conocimientos en el I Congreso nacional celebrado Castellón el año pasado.

La asociación Amics del Bonsai d’Alcanar celebra su V aniversario y se prepara para un nuevo curso

La asociación Amics del Bonsai d’Alcanar este año celebra su V aniversario y es por eso que el último fin de semana de septiembre (días 26, 27 y 28) organizamos una serie de actos relacionados con este arte milenario, nuestra afición.

El acto más importante de los que organizamos durante el fin de semana fue la exposición. Esta tuvo lugar en la Cisterna de la Vall, ya que las cualidades de esta construcción hacen que sea el lugar idóneo para exponer nuestros árboles. Primero que nada porque las paredes de piedra, dan un aire de tranquilidad a la muestra y también ayudan a resaltar las cualidades de los árboles, y en segundo lugar porque sus dimensiones son las adecuadas para poder montar una exposición completa y variada y también para realizar actividades complementarias como han sido las conferencias y demostraciones.

La exposición contaba con una cincuentena de árboles de los miembros de nuestra asociación y también de otras asociaciones y bonsaístas provenientes de poblaciones vecinas como son la Asociación Bonsaïsta del Montsià, ubicada en Amposta y que este año celebra su XXV aniversario o también las asociaciones de Alcalà de Xivert, Vinaròs o la Sénia entre otros. Había árboles de especies diversas, la mayoría autóctonos de nuestra zona como son los algarrobos, los olivos, los bojes, las pistáceas, viñas o higueras. Otras autóctonos de otros continentes, como los arces japoneses, los olmos chinos o los ficus. Pero todos ellos conformaban una exposición que nos hizo sentir muy orgullosos. El montaje nos ocupó toda la semana, aunque ya hacía días que seleccionábamos árboles, preparábamos las macetas y organizábamos el programa de actos. El trabajo realizado valió la pena, y creemos que los visitantes también salieron muy satisfechos con el resultado.

La exposición no contaba sólo con árboles, sino que también había plantas de acompañamiento, elegidas minuciosamente para cada árbol dependiendo de las características de ambos (árbol y planta) y también del paisaje que queríamos representar con esa combinación. También había algún kusamono, que por sí solo representaba un entorno y también suiseki, cedidos por las asociaciones de Alcalá y Vinaròs que son especialistas y que representan montañas y rocas. Un árbol, en la naturaleza nunca está solo, sino que hay muchos más elementos alrededor que conforman un paisaje, lo que pretendemos hacer en nuestras exposiciones es eso, ubicar al espectador, hacerlo adentrarse en este paisaje y que éste le pueda transmitir toda una serie de sensaciones.

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.

Este año, como novedad, montamos dos tokonoma (lugares expositivos que se pueden encontrar en las casas tradicionales japonesas) y en cada uno de ellos representamos un paisaje diferente. Ambos Tokonoma estaban formados por los mismos elementos: un árbol, una planta de acompañamiento y un kakejiku o pintura. El primero estaba formado por un algarrobo, una planta crasa que nos indicaba el ambiente de secano donde se encuentran estos árboles y finalmente la pintura de un pájaro. Mirando la composición, nos podíamos imaginar un paisaje típico de nuestra zona, de los montes que ahora no se cultivan pero que aún conservan su ecosistema (árboles, plantas, animales …). El segundo tokonoma representaba un paisaje completamente diferente, con un mirto y una planta que requería más humedad acompañadas de una pintura que representa un salto de agua que nos hacía imaginar el árbol en cuestión al borde de un río, que de hecho es donde se suelen encontrar los mirtos.

Además de la exposición, como hemos dicho antes, organizamos actos diversos. Otra novedad de este año han sido las visitas guiadas a la exposición en las que aquellos que lo querían, visitaban la exposición con alguno de los miembros de nuestra asociación y se les explicaba el porqué de las composiciones, se resolvían dudas… Era una manera de adentrarse más en la exposición y aprender algo nuevo, saber el porqué de las cosas y la forma en que se llegaba a obtener unos ejemplares tan magníficos.

El día de la inauguración, el viernes, además de los discursos a cargo de las autoridades y el portavoz de la asociación. Nuestro maestro, Xavier Redon, presidente de la Sakka Kyookai en España, explicó la colocación de los elementos de los dos tokonoma y el porqué de aquella elección.

También organizamos una conferencia- demostración de plantas de acompañamiento, a cargo de Mireia Bel que contaba con una parte más teórica y posteriormente con otra más práctica, y en la que explicaba cómo crear plantas de acompañamiento para nuestros árboles y como exponerlas. También destacó la gran importancia de la observación de la naturaleza a la hora de cuidar las plantas y también a la hora de crear composiciones y ubicar los shitakusa en la exposición.

Uno de los actos más destacados del fin de semana fue la performance de pintura y bonsái a cargo del maestro Xavier Redon y de Xavier Rovira, miembro de nuestra asociación. Estuvo muy bien, y la gente muy contentos con el resultado. Mientras Xavier Redon trabajaba un Pinus sylvestris empleando las diferentes técnicas empleadas en bonsái para darle la forma deseada (poda, trabajo de la madera muerta, alambre …) Xavier Rovira iba dibujando lo que sería el árbol en un futuro, el proyecto a seguir para conseguir que el árbol sea lo más natural posible. Después de trabajar codo a codo un buen rato, el resultado fue sorprendente. Puestos uno al lado del otro (dibujo y árbol) nos podíamos imaginar cómo terminaría el árbol después de varios años de trabajo, y el resultado seguro que será espectacular. Esperamos en unos años poder exponerlo en una de nuestras exposiciones y así ver su evolución.

Una vez la exposición terminada, ya pensamos en el nuevo curso. A partir del mes de noviembre comenzamos un nuevo curso en el que habrá novedades. Haremos un curso gratuito de iniciación que tendrá una duración de 10h. En este curso se explicarán las nociones básicas del mundo del bonsái y se emplearán diferentes técnicas de cultivo y modelado. También haremos, como hemos hecho desde hace cinco años, un curso de perfeccionamiento a cargo de Xavier Redon nuestro maestro. En este otro curso (de 40h) se trabajarán técnicas más avanzadas de manera práctica.

Todos los que estéis interesados ​​en este mundo o bien que deseéis hacer alguno de nuestros cursos, sólo tenéis que poneros en contacto con nosotros mediante el correo electrónico : bonsaialcanar@gmail.com.

También podéis seguirnos en Facebook, donde encontraréis enlaces a nuestro blog y toda la información referente a las actividades que vamos organizando.

Este año haremos dos cursos: un curso gratuito de 10 horas para principiantes y un curso de 40 h para aquellos que quieran profundizar en las diferentes técnicas de cultivo y modelado de bonsáis que tendrá un precio de 50 €.

El estilo Ishitzuki

versió en català

En este post de nuestro blog intentaremos resumir los aspectos tratados en la conferencia del maestro Edoardo Rossi sobre el estilo Ishitzuki (árbol sobre roca) que ya introdujimos en el anterior post. Esperamos que os sirva como resumen de los aspectos fundamentales de este estilo y también os pueda servir de guía para crear vuestro Ishitzuki. Y, para los que asistieron a la conferencia, aunque no pretende ser una reproducción exacta de la conferencia, esperamos que os sirva para recordar los conceptos clave y también  para solucionar posibles dudas lingüísticas (para los que tienen dificultades para entender el italiano).

El Ishitzuki es un estilo de bonsái en el cual el árbol representa un paisaje en el que la roca tiene un papel importante. Se trata de un estilo con el cual se puede ser muy creativo y con el cual se pueden utilizar materiales muy asequibles y fáciles de encontrar. No es necesario comprar un árbol o una roca excepcionales para poder hacer un Ishitzuki. Aunque los materiales no sean tan buenos como querríamos, con el tiempo podemos llegar a conseguir igualmente un buen Ishitzuki. Junto con los bosques, se trata de un estilo en el cual se obtienen magníficos resultados en poco tiempo.

IMG_0534

Los Ishitzuki, como los demás estilos trabajados en el mundo del bonsái, también se pueden encontrar en la naturaleza. Basta con observar un poco nuestro alrededor para darnos cuenta de su abundancia y después fijarnos en sus características para poderlas “reproducir” en un futuro en el cultivo de nuestros bonsáis sobre roca. Son árboles que viven en condiciones bastante extremas, dentro o encima de una roca, con poco sustrato y que con el tiempo van ganando carácter debido al viento y otros factores meteorológicos o geológicos. Muchas veces los encontramos en la cima de una montaña, sin ningún árbol que les dé sombra y donde casi no pueden crecer debido al fuerte viento que sopla a esas alturas y al poco sustrato de que disponen. En otras ocasiones, dentro de las rocas de un río o de un barranco donde continúan disponiendo de poco sustrato y son modelados por los corrientes de agua; otras veces los encontramos al borde de un precipicio, castigados por aludes; incluso dentro de cuevas… Todos ellos son Ishitzuki, viven en la roca, pero cada uno de ellos tiene unas características diferentes, en cuanto a forma pero también en cuanto a condiciones de vida.IMG_4063

Existen diferentes tipos de Ishitzuki, dependiendo de diversos factores entre los cuales destacar la función de la roca en la composición. La roca puede actuar como soporte del substrato y de las raíces o simplemente como soporte de las raíces descubiertas mientras que el sustrato se encuentra en una maceta de cerámica (esmaltada o no), de poca altura, donde las raíces más finas absorberán todos los nutrientes necesarios para la planta. Además, dependiendo del tipo de roca y de la orientación de esta encontraremos Ishitzuki de estilo vertical (el árbol se agarra a la roca) o de estilo horizontal (como sería un bosque sobre una laja de piedra). Todos los bonsáis en los que encontramos una roca son Ishitzuki.IMG_0741

En la cultura japonesa, especialmente en la creación de jardines, las rocas han tenido siempre un papel importante, siempre han estado presentes y en los Penjing (paisajes) chinos también. En los bonsáis las encontramos en los Ishitzuki pero también en forma de suiseki o también representados en las pinturas de los kakejiku, con lo cual podríamos casi decir que es un elemento del cual no se puede prescindir en una exposición de bonsái. La presencia de rocas da profundidad a la composición pero también ayuda a imaginar el paisaje que queremos representar.

El árbol, sea cual sea su estilo, tiene que recordarnos un paisaje. Junto con los complementos que puedan ir relacionados tiene que hacer que, en ver aquel tokonoma o aquella composición en la exposición, nos podamos “transportar” al lugar donde se encontraría el árbol en la naturaleza. Un paisaje que posea los siete conceptos del Zen:

– Asimetría

-Simplicidad

-Austeridad

-Naturalidad

-Sublimidad

– Sutileza en la profundidad

-Tranquilidad

Para poder conseguir estos siete conceptos, entre otros aspectos, tenemos que tener en cuenta los espacios vacíos, tanto en el montaje del tokonoma como en los elementos que lo componen, en este caso el árbol y la roca. Sea cual sea el estilo de nuestro bonsái, los espacios vacíos son muy importantes especialmente para dar profundidad y movimiento al conjunto.IMG_0454

Tanto en la naturaleza como en jardinerías e otros establecimientos similares podemos encontrar rocas de toda clase, pero para la realización de nuestro Ishitzuki tendremos que escoger una roca con unas características concretas para que el resultado final sea satisfactorio. Tenemos que escoger una roca que  tenga movimiento y dé sensación de profundidad y, por lo tanto, que tengan espacios vacíos, concavidades (en el caso de los Ishitzuki verticales) o bien que sea una laja plana, no excesivamente gruesa y de dimensiones adecuadas para nuestro proyecto. La roca, a poder ser, no tiene que sufrir modificaciones. Después ya buscaremos el árbol que mejor se adapte a sus características. Una vez hemos encontrado la piedra, tenemos que buscar el árbol adecuado y hacer todo lo posible para hacer que la roca gane carácter (probar diferentes posiciones y valorar aspectos positivos y negativos, para elegir el frente de la roca).

El árbol que debemos escoger pera un Ishitzuki, tiene que ser todo lo contrario del que necesitamos para un bonsái (ramas, nebari…).Cabe decir, no obstante, que dependiendo de la roca, el árbol será diferente. Para una roca con mucha personalidad tendremos que escoger un árbol que tenga poca y a la inversa, de modo que la composición quede equilibrada. Lo mismo ocurre con las dimensiones de los diversos elementos, tenemos que  encontrar un equilibrio entre ellos. No podemos poner un árbol excesivamente pequeño en una roca grande, ni al revés. Tenemos que encontrar la medida justa. No hay árboles malos para hacer un bonsái, sino árboles difíciles y éstos son los que muy a menudo nos sirven para crear un Ishitzuki.

Una vez hemos escogido la roca y el árbol que utilizaremos, tenemos que hacer sitio para las raíces en la parte de la roca que no se ve para que el árbol se pueda adaptar mejor. Además, también seria conveniente tintar la roca de color oscuro, puesto que los colores claros relejan la luz mientras que los colores oscuros la absorben y esto ayuda a dar protagonismo al árbol. El producto que utilizaríamos para tintar la roca se llama “Imprimación” y es el mismo que se utiliza para tintar madera. Con él podremos tintar rocas de cualquier material, aunque se trate de rocas de origen calcáreo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El sustrato que utilizaríamos para cultivar el árbol en nuestra roca será el keto. Originariamente, el keto era barro de los arrozales, en el cuál había bastante sustancia orgánica en descomposición. Actualmente, utilizamos sustancia orgánica en descomposición procedente de los bosques (turba) junto con polvo de akadama y de pómice o volcánica. Para hacer nuestra mezcla de keto tendremos que pasar la turba por el cedazo de modo que sea bien lisa (mejor con la ayuda de un poco de agua). Haremos la mezcla con las siguientes proporciones: 30% de turba, 40% de polvo de akadama, 30% de polvo de pómice o volcánica. Mezclaremos los diferentes elementos junto con el agua necesaria hasta poder hacer una bola consistente y pegajosa, añadiendo agua cuando sea necesario. Cuando podamos hacer una bola, querrá decir que las proporciones son las adecuadas, si no es así tendremos que añadir alguno de los elementos para equilibrar la mezcla. Para poder colocar el keto más fácilmente en el lugar deseado, lo mejor es hacer bolas e ir colocándolas sobre la roca.

IMG_0575Cuando montamos nuestro Ishitzuki, hay que tener presente que la cara es donde el árbol se expresa mejor pero no por eso tenemos que descuidar la parte de atrás, la cual también tiene que ser bonita. Además, en composiciones en forma de paisaje (Ishitzuki/bosque) no necesitamos planta de acento, ya que esta formará parte de la composición árbol-roca. En el Ishitzuki tendría que haber siempre un elemento que represente la estación como puede ser un cotoneaster, un rosal, un helecho en una grieta, o una hierba originaria del lugar en el que encontramos el árbol que coloquemos en la roca… Porque cuando nos imaginamos un árbol sobre roca en la naturaleza, no solo vemos el árbol y la roca sino que también toda una serie de plantas que conviven con el árbol y que, según la estación del año tienen unas características u otras. Lo mismo ocurre con los bosques, donde encontramos el sotobosque que se deja entrever entre los árboles. Tanto el sotobosque como las hierbas que pueden acompañar nuestro Ishitzuki se tienen que colocar cuando estos estén consolidados y tengan una cierta madurez.

El Ishitzuki, preferiblemente se cultivaría en el exterior, en semisombra, ya que el keto se seca muy fácilmente y, si se seca, el keto se desintegra y las raíces quedarían descubiertas. De todos modos, si encima del keto ponemos musgo, se aguanta mejor y cuando regamos no se pierde tanto. Tenemos que encontrar el sistema que mejor nos funcione. Dependiendo del árbol, también resistirá más el sol o menos, eso también se debe tener en cuenta, como cuando se trata de un bonsái en maceta de cerámica. Además, el color de la roca también influye a la hora de colocar el árbol en un lugar o en otro, porque los colores oscuros provocan que la roca coja más temperatura que en los claros, por lo tanto, cuando la roca es oscura, mejor no ponerla directamente al sol, sino un poco sombreado, especialmente en verano. Además de la calor, en nuestra zona tenemos otro potente enemigo del Ishitzuki, el viento. Es por eso que tendremos que colocarlo en un lugar protegido del viento, para que éste no nos seque el keto pero también para que no eche a perder la composición.

El riego en el Ishitzuki es muy importante. Por un lado porque el árbol tiene muy poco sustrato y necesita sales minerales y nutrientes que le proporcionaremos con el agua en forma de abono y, por otro lado porque el sustrato requiere humedad casi constante para no secarse y desintegrarse. Además, como la piedra no tiene paredes como ocurre en las macetas de cerámica, el agua corre muy rápido y, por lo tanto se tiene que regar más despacio y durante más rato para que las raíces la puedan absorber. Una solución sería regar gota a gota, con una botella de plástico cortada y situada con el tapón hacia bajo para que éste, abierto mínimamente, haga que gota caiga poco a poco y no mueva la tierra. Cuanto más lentamente caerá la gota, más agua absorberá el keto y también la roca. Este sistema de riego nos podría ser útil también para mantener una maceta húmeda durante un par de días si nos fuéramos de vacaciones, pero no tendría que ser el sistema habitual en macetas.IMG_0156

Cuando tengamos que abonar nuestros Ishitzuki también utilizaremos el sistema explicado antes. En este caso, pondremos el abono disuelto en el agua y dejaremos también que vaya cayendo gota a gota y que sea absorbido por la planta. Tendremos que abonar una vez al mes, según creamos necesario. Antes de poner el abono en la botella tendríamos que disolverlo y filtrar el resultado para que nuestro sistema de goteo funcione.

Tal y como hacemos con el resto de bonsáis, tendremos que trasplantar nuestro Ishitzuki. Llevaremos a cabo esta tarea cuando veamos que la planta lo necesita. Dependiendo de las dimensiones y del tipo de planta tendremos que trasplantar más a menudo o menos. Generalmente sabemos que tenemos que trasplantar cuando vemos que las raíces han llenado todo el espacio del que disponen. Para trasplantar un Ishitzuki deberemos eliminar la parte superficial de las raíces, sacar la planta de la roca y podar las ramas necesarias. Hecho esto, volveremos a preparar los alambres para amarrar la planta, pondremos aproximadamente un centímetro de keto sobre la roca y seguidamente pondremos el árbol, tal y como se había colocado desde un principio, lo amarraremos y pondremos keto sobre las raíces. Después cubriremos con un trozo de saco de malla hasta que el árbol se recupere del trasplante.

Como todos los bonsáis , para dar forma a nuestro Ishitzuki tendremos que alambrar y luego dar movimiento a las ramas y situarlas en el lugar más adecuado para hacer realidad nuestro proyecto. Antes de alambrar hay que tener en cuenta el estado en el que se encuentra el árbol . Si ha sido recién trasplantado, mejor no hacerlo hasta que esté más arraigado y no se mueva. Según qué especies son muy delicadas en este sentido y si se les mueven las raíces cuando aún no son lo suficientemente fuertes, pueden no sobrevivir. Cuando alambramos debemos tener en cuenta que no es para siempre, que hay que ir renovando hasta que consigamos que la rama tenga la forma y el movimiento deseado . Debemos controlar los alambres que ya hemos colocado y evitar que se marque demasiado en el árbol. Si nos olvidamos, la herida de un alambre que no se ha sacado a tiempo puede llegar a provocar la muerte de la rama o las ramas. Es mejor sacarlo antes de tiempo, aunque tengamos que volver a ponerlo para conseguir la forma que no queden cicatrices o mueran ramas.

IMG_0676Lo importante no es tener un árbol o una piedra extraordinarios sino un buen proyecto en mente e ir trabajando los árboles para conseguirlo. La evolución del árbol y el trabajo del bonsaista también cuentan y la satisfacción por unos buenos resultados después del trabajo realizado durante años vale más que cualquier premio que te puedan dar. Un bonsái no es tuyo hasta que no le has dedicado varios años de trabajo, hasta que no tienes un proyecto para ese árbol y empiezas a utilizar las técnicas que tienes al alcance para hacer que ese proyecto se haga realidad, para conseguir crear el paisaje que nos sugiere aquel árbol, el lugar donde nos imaginamos y como nos lo imaginamos.

El estilo Ishitzuki requiere unos materiales diferentes a los que utilizamos para el resto de estilos de bonsái, difíciles para el resto de estilos pero perfectos para un bonsái sobre roca. Como en la naturaleza hay muchos ejemplos de árboles sobre roca no nos costará imaginar un árbol de este estilo y podemos tener muchas ideas para crear nuestro propio proyecto. Por tanto, debemos observar detenidamente la naturaleza para que no nos sea difícil imaginar un Ishitzuki en este caso o algún estilo de bonsái para un futuro. Tendremos que imaginar un paisaje natural, que tenga los siete conceptos del Zen. Y una vez encontramos el proyecto para ese árbol, tendremos que trabajar constantemente para que con el tiempo llegue a ser una fiel reproducción de la naturaleza.

En la siguiente galería de imágenes, tenéis diferentes ejemplos de Ishitzuki en la naturaleza, que esperamos os puedan servir para entender el concepto de que estamos hablando o quien sabe, como modelo de vuestro Ishitzuki. Esperamos que este post haya sido de vuestro agrado.

Aquesta presentació amb diapositives necessita JavaScript.

Post Navigation